jueves, 24 de octubre de 2013

Infame cobardía


Qué asco me da la agresividad de los cobardes!

En realidad la agresividad es cobarde en sí misma, parte de un ser que se refugia de su propio miedo detrás de la pared de gritos y atropellos.

Es fácil atacar al ser indefenso, a una población desarmada, arrojar proyectiles contra manos vacías, golpear hasta la muerte, lapidar con mentiras ancestrales, vaciar el cargador sobre la cabeza vencida, ensañarse con víctimas indefensas en la infancia,  sacar las plumas de gallo y atronar el viento con berridos infrahumanos, golpear al que no se defiende, violentar la inocencia, es fácil someter al débil, avasallar al menos fuerte, atacar con actitudes y palabras que ablandan y desarticulan a la posible captura, tiranizar, hundir con saña los dientes en la garganta propicia y pavonear mirando desafiante a su alrededor con la sonrisa oscura del mediocre que oprime sin tregua, para no dar una sola oportunidad a la presa cercada que estrangula con sus manos, que asfixia entre sus brazos.

Qué asco me dan!


       



domingo, 6 de octubre de 2013

Desafío




Ante la adversidad me crezco. Los retos me apasionan. Aguanto los embates como una roca. Dúctil permeable traslúcida enamorada…